Here. Be. Details.

icono play
1/

Los orígenes

La elección de utilizar exclusivamente Cafés de Especialidad para realizar nuestros blends es el primer y gran paso del proceso. A partir de nuestro singular y exquisito café de las Islas Galápagos, con Denominación de Origen, buscamos los grandes orígenes de café verde de entre los mejores del mundo, aquellos que, además de poder mostrar su excelsa calidad, puedan combinar perfectamente con otros orígenes para obtener el resultado único deseado en cada blend, para que exprese de la mejor forma el concepto Wolstton. El resultado son creaciones equilibradas, polivalentes, de alta expresión y gran personalidad.

2/

Los tuestes

Tan importante como los grandes orígenes de café seleccionados, es nuestro tueste exclusivo. Es, precisamente, este proceso de tostado el que marca la diferencia de Wolstton Coffee. La experiencia, la precisión y el cuidado se convierten en elementos críticos, y nos permite alcanzar un equilibrado punto de tueste que respeta y potencia los matices y características de cada origen, obteniendo cafés puros y saludables, con alto rendimiento y resultado óptimo en su formato de cápsula.

3/

El encapsulado

Cada cápsula de Wolstton Coffee es una demostración de innovación, calidad y compromiso en el cuidado de cada detalle. Durante el encapsulado, se elimina todo el oxígeno del café para evitar oxidaciones y se añade nitrógeno (que se produce en la propia planta a partir de un procedimiento de compresión del aire atmosférico, siendo un sistema sin el menor impacto medioambiental) para garantizar un estado óptimo de conservación durante 18 meses. Por otro lado, todo el material utilizado para la confección de la cápsula es totalmente biodegradable y compostable. Esto significa que no deja ningún rastro, tanto en entornos marinos como terrestres.

4/

La presentación

El packaging desarrollado para cada blend de Wolstton Coffee predispone a una experiencia exclusiva. Cada blend tiene una presentación propia que, como las portadas de los libros, ha sido tratada como un objeto de colección. Los detalles de la producción de estos envases incluyen procedimientos manuales con materiales de la más alta calidad y papeles con la certificación internacional FSC (Forest Stewardship Council) que asegura una explotación sostenible y circular de los bosques, un proceso en el que cada vez que se trabaja una porción de un bosque, esta es replantada y no se vuelve a explotar dicha porción hasta pasado un mínimo de cinco años.